Tipos de implantes de pecho y otras preguntas frecuentes

En la actualidad, cada vez son más las mujeres que consideran someterse a una cirugía de aumento de pecho. El objetivo de esta intervención es mejorar la apariencia y forma del pecho, así como corregir asimetrías o defectos de desarrollo.

Sin embargo, antes de tomar la decisión de someterse a esta cirugía, es importante conocer los riesgos y beneficios que conlleva, y cuales son las opciones a valorar.

Tipos de implantes mamarios según su forma

Conseguir los resultados deseados para una paciente depende tanto de realizar una cirugía correcta, como de escoger el implante indicado para dicha persona. Si hablamos de la forma de las prótesis mamarias, debemos distinguir entre 3 tipos de implantes:

  • Prótesis redondas: Son las más usadas en todo el mundo para aumentar el pecho y para realizar mastopexias con prótesis. Como su nombre indica el perfil representa una semiesfera que rellena por igual la zona superior y la inferior del pecho
  • Prótesis anatómicas: Son aquellos que tienen forma de lágrima o gota. Por ello rellenan más la parte inferior del pecho dando un resultado más natural. Son especialmente recomendables para corregir la mama tuberosa o las hipoplasias severas. 
  • Prótesis ergonómicos: Dependiendo del grado de cohesividad del gel de silicona o del porcentaje de relleno del implante, algunos pueden adaptarse en forma según la posición de la paciente: Estando de pie intentará parecerse más a un implante anatómico, y estando tumbada a uno redondo.

Todos ellos pueden escogerse en diferentes volúmenes y proyecciones (baja, moderada, alta o extra alta)

Tipos de implantes mamarios según su textura y material

Por otro lado, en función de su superficie, los implantes se clasifican en lisos y rugosos. Al igual que sucede con la forma, cada una de estas texturas tiene unas especificaciones que debemos tener en cuenta a la hora de escoger el implante. Escoger una cubierta lisa o rugosa depende de diversos factores y no es una decisión que debamos tomar a la ligera. Es importante conocer otras variables como la forma del implante y las características anatómicas del paciente. 

Los implantes con cubierta lisa son menos estables en su posición y tienen mayor riesgo de desplazamiento, por ello exigen un diseño preciso y minucioso del bolsillo donde se van a alojar durante la cirugía. A pesar de ello son ampliamente utilizados al estar menos relacionados con fenómenos inflamatorios a medio-largo plazo y seroma tardío.

Por otra parte las prótesis de cubierta rugosa pueden ser, dependiendo del grado de texturado, macrotexturizadas, microtexturizadas y nanotexturizadas. Existen implantes que añaden una segunda cubierta de micropoliuretano que permite mayor adherencia del implante y disminuír la incidencia de contractura capsular.

Según el material interior: silicona – solución salina

En función del material utilizado para rellenar tenemos implantes de silicona o  de suero salino. Los implantes de silicona son los más utilizados en todo el mundo. La tecnología actual permite crear implantes totalmente compatibles y con una alta durabilidad, con una textura blanda y natural. Los implantes de suero salino son menos utilizados debido a la mayor tasa de rippling (notarse las arrugas del borde del implante a través de la piel) y menor durabilidad.

Es importante conocer los tipos de prótesis que te vas a encontrar a la hora de escoger tus implantes definitivos, pero aunque vayas con un idea preconcebida, es importante dejarse aconsejar por el cirujano plástico que realizará la intervención, pues será el que sepa mejor que opción es la mejor para ti.

Algunos riesgos de someterse a una operación de aumento de pecho

La cirugía de aumento de pecho puede mejorar significativamente la apariencia del pecho de una mujer. Sin embargo, también existen riesgos que deben ser considerados antes de tomar la decisión de someterse a esta cirugía.

Entre los riesgos de este tipo de operación se incluye la contractura capsular (cuando la cicatriz que rodea al implante se contrae y causa deformidad o dolor), rotura del implante, la formación de arrugas o pliegues visibles a través de la piel, y la posibilidad de una infección o sangrado, seroma tardío o la posible relación con entidades de carácter inflamatorio.Además, es importante tener en cuenta que los implantes mamarios no duran para siempre y pueden requerir cirugía adicional en el futuro. Un cirujano plástico calificado puede ayudar al paciente a entender mejor sus opciones y a tomar una decisión meditada sobre la mejor opción para su cuerpo y su salud.

tipos-implantes-mamarios
cirujano-con-implante-mamario

3 preguntas frecuentes sobre los implantes mamarios ¿Cuánto duran los implantes mamarios? 

 

La duración de los implantes mamarios varía de paciente a paciente y puede depender de varios factores, como el tipo de implante, la técnica de colocación, la edad de la paciente y su estilo de vida.

En general, los implantes de solución salina tienen una duración media de unos 10 años, mientras que los implantes de gel de silicona pueden durar hasta 15 años o más

Es importante destacar que los implantes mamarios no son dispositivos permanentes y es probable que deban ser reemplazados en algún momento y por ello, es recomendable someterse a revisiones regulares con su cirujano plástico para verificar la salud y la integridad de sus implantes mamarios. Si se detectan problemas o se recomienda la sustitución de los implantes, se debe abordar lo antes posible para garantizar una recuperación rápida y efectiva.

¿Cuándo se ablandan los pechos operados?

Después de una cirugía de aumento de pecho, es normal que el pecho se note hinchado, tenso y duro. La cantidad de tiempo que tardan en ablandarse después de la cirugía puede variar de una persona a otra, pero generalmente ocurre en el transcurso de varias semanas.

El tacto natural ocurre a medida que el implante se asienta en su posición y la piel se adapta al implante.. Durante este tiempo, la piel, los músculos y los tejidos circundantes se estiran y acomodan al nuevo tamaño y forma del pecho.

El proceso de ablandamiento ocurre a medida que el cuerpo se acostumbra al implante mamario y se adapta a su presencia. Durante este tiempo, la piel, los músculos y los tejidos circundantes se estiran y acomodan al nuevo tamaño y forma del seno.

Para ayudar en este proceso, los cirujanos plásticos suelen recomendar masajes suaves en los pechos después de la cirugía. Los masajes pueden ayudar a reducir la hinchazón y la tensión, y a mejorar la circulación sanguínea en la zona. Además, es importante seguir las recomendaciones postoperatorias del cirujano plástico, como evitar levantar objetos pesados o realizar actividades físicas intensas durante un tiempo determinado para evitar dañar los implantes y permitir que el cuerpo se recupere adecuadamente.

¿ Qué implante mamario es el mejor?

No existe un implante de pechos «mejor» que otro, ya que cada paciente tiene necesidades y objetivos estéticos individuales que deben ser considerados. 

Es importante trabajar con un cirujano plástico experimentado en el que confiemos plenamente para elegir el implante que mejor se adapte a las necesidades individuales de cada paciente y para asegurar que se realice una colocación segura y efectiva.

© 2022 Dr Bugallo Sanz
Política de Privacidad
Dr Juan Bugallo Sanz
1
Dr Juan Bugallo Sanz
Hola ¿necesitas ayuda?